Santo, el enmascarado de plata

Su nombre real era Rodolfo Guzmán Huerta y nació el 23 de septiembre de 1917, en Tulancingo, Hidalgo. Inició su carrera de luchador en 1934, en el barrio bravo de Tepito, usando nombres como Hombre Rojo, Enmascarado, Murciélago II y Demonio Negro.

Sin embargo, fue hasta 1942 que debutó en la Arena México con el nombre de El Santo, sugerencia de su entrenador Jesús Lomelí, quien pretendía armar un equipo de luchadores en donde todos usaran vestimentas plateadas. En un inicio el luchador formaba parte del bando de los rudos; después se integró a los técnicos, pues era más acorde con su nombre.

santo_01

Poco tiempo después, la fama que adquirió como luchador creció exponencialmente gracias a que el dibujante y editor José Guadalupe Cruz lo inmortalizó en una tira cómica, impresa en papel sepia, que se publicaba cada semana. La historieta fue tan popular que llegó a vender un millón de ejemplares semanales.

santo_02

El Santo debutó en el cine en 1958, con las películas Santo contra el cerebro del mal y Santo contra hombres infernales, ambas filmadas en Cuba y producidas por los hermanos Rodríguez. Sin embargo, estas cintas se hicieron con bajo presupuesto y producción deficiente, pues no se consideraba que pudieran tener mucho éxito.

En 1961 se filmó Santo contra los zombies, película que tuvo más calidad y proyectó al Santo como una estrella del cine. Al tener une excelente recepción por parte del público, se produjeron más largometrajes en donde el Enmascarado de plata enfrentaba todo tipo de villanos en diversos escenarios: zonas arqueológicas, ciudades cosmopolita, el viejo oeste y mucho más.

santo-03

Las películas de El Santo combinaban horror y ciencia ficción, como en Santo vs. El estrangulador (1963) y Santo, el Enmascarado de Plata vs. La invasión de los marcianos (1966).

Para el siguiente año la fama de este ídolo del cuadrilátero llegó a otros países gracias al filme Santo vs. las mujeres vampiro. Se trató de una cinta de horror en donde el luchador se enfrentaba a exuberantes vampiresas en un castillo en ruinas, rodeado de telarañas y tumbas abiertas. Para vencerlas se valió de artefactos como intercomunicadores y autos convertibles, por lo que se le comparó con James Bond.

santo_04

Al comenzar la década de los 70 la temática se centró en intrigas policiacas y fantasías de terror, como Las momias de Guanajuato (1970), Misión suicida (1971), Santo en el misterio de la perla negra (1974) o La venganza de La Llorona (1974).

Las primeras películas en color de El Santo fueron Operación 67 y El tesoro de Moctezuma, ambas de 1966. En total protagonizó 52 largometrajes.

Sin embargo, la fama del Santo comenzó a decaer para 1978, pues los productores estaban más interesados en producir cine de ficheras, que en los luchadores. Además, para entonces, el luchador ya superaba los 60 años de edad y eso se notaba en la pantalla. Falleció el 5 de febrero de 1984 debido a un infarto al miocardio.

Texto publicado en el sitio web de la revista Algarabía el 10 de junio de 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s