Sustantivos vemos: verbos los volvemos

La semana pasada acudí a mi cita con el dentista. Al salir, me indicó que pasara con su recepcionista para que me «agendara» una cita. Ese verbo, agendar, me dejó pensando, porque aunque lo he oído muchas veces —seguramente yo misma lo he dicho—, no estaba segura de si era una palabra que ya existía o se empezó a usar en fechas recientes.
planning__94490-1414775508-1280-1280__55353-1414775582-1280-1280

Luego de revisar varios diccionarios, como el Diccionario del español de México (DEM) y el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), confirmé mis sospechas: el verbo agendar sólo se encuentra en el Diccionario de AmericanismosDA— de la Asociación de Academias de la Lengua Española. Como lo indica este diccionario, agendar sólo se utiliza en el español de América —desde E.U.A. hasta Sudamérica— y significa: «Anotar alguien en una agenda datos o información. Considerar un tema problemático para su solución ulterior». Deriva del sustantivo agenda, por lo que es fácil inferir su significado.

Este fenómeno, en el cual los sustantivos son utilizados para crear verbos, se debe a que la evolución de la lengua permite que ésta se adapte a las necesidades de los hablantes y ofrece la posibilidad de inventar palabras nuevas —neologismos, del griego neo, ‘nuevo’ y λόγος, logos, ‘palabra’—, en este caso verbos. En el idioma inglés se le conoce como conversiónel cual se refiere al uso de las palabras en dos contextos diferentes, por ejemplo, como sustantivo y como verbo.

Esto ocurre en muchas lenguas, entre ellas el español, los sustantivos son modificados para crear verbos relacionados con el significado del sustantivo, ya sea porque no existe un vocablo que exprese la acción que se quiere designar o para abreviar una idea, como en el caso de agendar.

En otros números le hemos presentado algunos de estos verbos, como accesaraperturar. Ahora le traemos una lista de otros que hasta el momento no son reconocidos como la Real Academia Española ni por el Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios de El Colegio de México, pero que son utilizados en el habla cotidiana.

Antagonizar. Este verbo no está registrado en el DRAE, pero sí en el DEM y en el DA. Significa manifestar rivalidad hacia una persona u opinión. Algunos de sus sinónimos son rivalizar, competir y contender.

Apanicar. Se utiliza para indicar que alguien cae en pánico o tiene un ataque de pánico. En el DA aparece la palabra apanicarse, que significa «sentir pánico».

Cliquear. Los avances tecnológicos trajeron consigo palabras nuevas. Tal es el caso de cliquear, que se refiere a hacer clic en un enlace o imagen. En España se utiliza su versión clicar. Posiblemente en poco tiempo esta palabra sea agregada por la Real Academia Española, como ocurrió con tuitearchatear. Porque finalmente, la última palabra siempre es del hablante.

Conflictuar. Este verbo, derivado del sustantivo conflicto, se usa para indicar que algo o alguien causa problemas, tal como lo indica el DA. Es probable que surgiera a partir de la confusión con la palabra conflictual que, según el DRAE, es un adjetivo que significa que algo o alguien es conflictivo, por lo tanto origina problemas o conflictos.

Credencializar. Tal vez este verbo -que aún no está registrado en el DRAE, pero sí en el DA– surgió en el ámbito burocrático, ya que se emplea para referirse a la acción de emitir y otorgar credenciales.

Direccionar. Ni el DRAE ni el DEM registran este verbo entre sus páginas. Los hablantes lo usan para indicar que se da dirección a algo, como sinónimos de los vocablos dirigir, guiarencauzar. 

direccionar

Gerenciar. Seguramente algún ejecutivo, en su afán de ser considerado un líder y ganarse el respeto de sus colegas, creó este verbo para referirse a todas las acciones y responsabilidades que implica el cargo de gerente en una empresa.

Liderear. El DEM lo define como «encabezar una agrupación como dirigente de ella […]». El DA establece que su significado es: «Dirigir o ser el líder de algo». El DRAE indica que la palabra que se apega a esta definición es liderar.

liderear

Mensajear / Textear. Todo parece indicar que alguien le dio flojera decir «escribir un texto» o «escribir y mandar un mensaje de texto» y prefirió resumir la idea en este verbo.

mensajear

Recepcionar. Tiene tres acepciones: la primera se refiere a las labores que desarrolla una recepcionista -«su trabajo es recepcionar en el edificio principal»-; el segundo significado es recibir -«es tu responsabilidad recepcionar el pedido y llevarlo a la bodega»-. El tercero proviene del DA: «Recibir un aparato de radio o televisión las ondas de transmisión».

Requisitar. Cada vez es más común leer esta expresión en vacantes de empleo o convocatorias para concursos, con el fin de indicar que los interesados deben cumplir con los requisitos necesarios. Aún no está reconocida por la RAE.

Sanitizar. En el 2009, cuando se dijo que había una epidemia de influenza AH1N1 en México, muchos periódicos y portales aseguraron que el gobierno ya había sanitizado los vagones del metro para evitar contagios, es decir, los había desinfectado. No obstante la popularidad del verbo sanitizar y todas sus conjugaciones, el DRAE y el DEM todavía no lo agregan a sus páginas.

sanitizar

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo la lengua va cambiando e incorporando nuevos vocablos y modalidades que luego serán norma.

 

Texto publicado en Algarabía 122 y en el sitio web de la revista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s